"La Coordinadora de Derechos Humanos, esa cojudez"

Uno de los ataques comunistoides y anticlericales de los últimos años en Perú ha sido que Monseñor Cipriani, Arzobispo de Lima, dijo que los "derechos humanos son una cojudez". Esa acusación es, de forma bastante obvia, falaz. La justificación aparente a dicha mentira es que el Cardenal es un malvado fascista, que permitió las vejaciones de las Fuerzas Armadas contra los pobladores. Una justificación bastante pobre, si me preguntan a mí.


Sin embargo, rondando por ahí, en este mar cargado de tantas historias e información, encontré este escaneo de la revista Caretas, donde aparece la verdadera declaración del Arzobispo de Lima. La frase en cuestión corresponde a las últimas líneas:
"... He salido al frente de los pobres y de los que han masacrado en esta ciudad (Ayacucho). Y durante este trajín no he visto a los de la Coordinadora de Derechos Humanos, esa cojudez".
Se esclarece aquí que la "altanera" grosería de Monseñor tenía una muy humana razón en la decepción y molestia que ocasionó la incapacidad de una institución de demasiada política y poca ayuda al pobre.

Siempre quise dejarlo claro: para todos aquellos que les gusta andar calumniando, aquí tienen una posibilidad menos para hacerlo.

13 comentarios:

necia dijo...

hummm... pues creo que en el contexto que fuese, cipriani jamás debió decir eso. los cristianos católicos somos defensores de los derechos humanos, como tal, no me siento identificada con esas infortunadas palabras ni con cipriani ni con el mismo papa si lo que dicen va contra mis principios

los católicos debemos exigir a nuestros líderes que trabajen al nivel de nuestra filosofía de lucha por el ser humano y los primeros en jalarles las orejas si están obrando mal

no estoy de acuerdo contigo en este caso, hermano dash

David dijo...

Nuevamente, necia, Cipriani dijo que la Coordinadora de Derechos Humanos, una ONG bastante cómoda para sus apariciones televisivas, eran una cojudez. Si en el trabajo social nos topáramos con alguna organización que poco hace por los más necesitados pero luego se proclama en los medios como la más más, es probable que también nos enoje algo...

Un abrazo, necia, a los tiempos.

marco dijo...

Dash, estás en un error: una cosa es la reiteración como parte habitual de un fino verbo y otra el reemplazo. La misma iglesia en la voz de Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y de Bambarén han rechazado sus infelices frases:


"Varios obispos están muy molestos con estas declaraciones personales! los Derechos Humanos son una cojudez (...) Voy a ser bien claro: Si en Ayacucho guardó silencio frente a tantos crímenes, especialmente en el cuartel Los Cabitos, ¿por qué habla ahora? O que se calle o que denuncie".

monseñor Luis Bambarén



Dash lamentablemente, este comentario que tanto ha acaparado medios, no es discorde con sus habituales apariciones públicas:


Su rechazo a la participación del Centro Carter como observador en los comicios del año 2000.

Su entera aprobación a favor de la pena de muerte a Abimael Guzmán y a la amnistía otorgada a los asesinos, miembros del Grupo Colina durante el régimen de Fujimori.

Su linda pizarra colgada en la puerta de su iglesia en Ayacucho "No se aceptan reclamos sobre derechos humanos"



...Todo ésto, entre otras perlas. En realidad, para nuestro pesar, no has esclarecido los motivos de su grosería, sólo has aumentado rayas al tigre. Como dijo Bambarén: "Si en Ayacucho guardó silencio frente a tantos crímenes, especialmente en el cuartel Los Cabitos, ¿por qué habla ahora? O que se calle o que denuncie" ¡Mejor que se calle!


Un abrazo

David dijo...

A ver marco, yo aclaré con la clara evidencia que una acusación concreta contra Cipriani es falsa: el jamás dijo que los derechos humanos eran una cojudez. Si Mons. Bambarén actuó desinformado o qué, no lo sé. Estos son los hechos, esta es la verdad. No puedo contestarte a lo del cartel de la catedral de Huamanga porque no he visto foto ni dato alguno más que los rumores... y rumores eso son.

Ahora, como se puede apreciar en el texto de la entrevista, en el recorte que aparece en este post, Cipriani sí trabajaba por su diócesis.

En fin, para el mito lo mitológico, este texto no era para declarar santo a Mons. Cipriani, sino para aclarar una mentira concreta. Ninguna raya más marco, la cosa está claro: él no dijo lo que muchos quisieran que hubiera dicho.

marco dijo...

Je, Dash, ¿Y tu evidencia es una entrevista en una página de Caretas por encima del Informe de la CVR? ¿Y desacreditas el cartel de la Catedral que sale en un informe fruto de un estudio de años y avalas la de un recorte de una revista en que entrevistan al sujeto cuestionado? El recorte lo único que prueba, como los demás ejemplos que mostré, es que el fino verbo del cardenal es habitual y recurrente; es decir, que el término "cojudez" lo ha pronunciado más de una vez. Y no prueba que no lo haya dicho antes en otro contexto. Como dije antes, ese texto no convierte en mentira lo que anteriormente habrían dicho sobre el comentario de Cipriani, sólo evidencia que la palabra cojudez la dijo más de una vez y que es parte de su prosa: como dije antes, sólo una raya más al tigre.

Por cierto, para que no acuses a Bambarén y a otros cientos, de desinformados, te dejo el link para que descargues el informe y lo leas: http://www.cverdad.org.pe/ifinal/index.php

Un abrazo,

David dijo...

A ver, marco, terminando de aclarar el panorama. La acusación contra Cipriani se refiere a ese mismo texto. Por tanto lo que hice fue demostrar que el texto no dice lo que muchos (aún) creen que dice.

That's it

marco dijo...

Ok, entiendo tu punto y tienes razón. Aunque pienso que es igual de condenable, lo que popularmente se entiende debido a la ligeresa de los medios no es lo mismo a lo que en verdad se dijo. Totalmente de acuerdo.

Un abrazo.

Carlos Eduardo dijo...

De acuerdo David, tu sí usas la cabeza, y razonas, no como otros borregazos que se dejan llevar por lo que publican los medios.
Ya me parecía raro que Cipriani haya dicho eso, ya sabía que los medios habían tergiversado algo.
Hace tiempo quería encontrar la citación completa de Cipriani, lo que dijo en verdad.
Me da risa que hasta ahora ningún diario ha publicado lo que realmente dijo, convenidos de mier...
Me gustó muchísimo tu aporte y te agradezco MIL.
Dios te bendiga.

christel dijo...

bueno pienso que este señor que dice ser el representatnte de la iglesia catolica en nuestro pais , debe moderarse un poco mas y tratar de ver si es que realmente se hace algo por esas personas , esta bn ! q este enojado , los politicos aqui son una real falsedad que solo quieren el poder para llenarse los bolsillos y se olvidan de su poblacion !! ... pero detras de ello tambien hay personas que quieran o no , si se preocupan por los derechos ! y no es justo meter a todos en un mismo saco ! debio aclarlo antes de expresarse de esa manera , haber ps que haga algo el !!! , el si puede hablar asi porque nunca le falta en pan en la mesa, por que nunca nadie lo apunto con una pistola !! , por que duerme en una cama y tiene una casa llena de comodidades , el no puede llenarse la boca por que el no siente ni sabe nada ! , solo lo mira de una perspectiva que parentemente la gente no ayuda , pero haber que se involucre en la ayuda ! que deje de hablar y se ponhga en accion ...

David dijo...

Las obras de caridad encabezadas por el Cardenal son numerosas, no tan bulliciosas ni mediáticas como algunos quisieran, pero eso no las hace menos dignas. La labor pastoral del Cardenal Cipriani ha sido cuestionada por ONGs y grupos izquierdistas que, finalmente, lo que quieren es perjudicar a la Iglesia. Con este post develo una patraña más de las tantas, no caigamos en esos cuentos.

Anónimo dijo...

Claro, claro...., David, la misma cantinela aburrida de siempre, para ti todos los que critican a la iglesia o son izquierdistas o comunistas. La Iglesia no necesita que nadie la perjudique, ya lo hace sola, Como si el mundo necesitara obras de caridad, lo que necesita es justicia social, algo que no le va nada, nada a la iglesia, estoy seguro que si pudieran restaurarían la Santa Inquisición (bueno de hecho ya existe y es la llamada "Congregación para la Doctrina el Fe"). Esta institución no tiene nada que decir, siempre los mismos tópicos que ya nadie se cree, salvo tu por supuesto, bueno y también el tal Carlos Eduardo que dice que usa la cabeza, supongo que no se refiere a la de arriba.

Oscar

Anónimo dijo...

Hola, mis queridos mortales. Jamás dijo Cipriani que los derechos humanos son una cojudez; lo que él dijo ( y yo también lo digo) es que la Coordinadora Nacional de derechos humanos, son una cojudez, y es más, creo que se quedó corto, porque no sólo son una cojudez, sino que en lugar de defender los derechos humanos, más bien los pisotean, al defender a miserables (los terroristas)que mataron a niños y ancianos, a machetazos, despellejándolos vivos, entre otras atrocidades

Carlos Eduardo dijo...

Oye "Anónimo", estás hablando pavadas, cómo que el mundo no necesita obras de caridad, claro que necesita, y la justicia social es cierto que también es necesaria, pero se lograría si tan sólo el mundo escuchara las palabras del Papa, que pide paz y comprensión mutua entre los pueblos. Solamente de obras caritativas no se puede vivir obviamente, pero no puedes decir que no son necesarias. Piensa antes de hablar.

Related Posts with Thumbnails